RETIRARSE TAMBIÉN ES UNA OPCIÓN

Ernst Shackleton

¿Qué tiene más valor: La perseverancia hasta el límite para conseguir un objetivo, o el abandono a tiempo si no lo vemos factible?

No es fácil responder a esta pregunta.

Ciertamente si uno se rinde demasiado pronto en el camino hacia las metas que se ha propuesto, nunca las alcanzará, y sólo acumulará fracasos en todos sus proyectos.  Pero si, al contrario, uno nunca desiste en la lucha hacia un objetivo determinado, es muy probable que le llegue algún estrepitoso fracaso, posiblemente en un formato que sea del todo irreversible en su trayectoria vital o profesional.

A veces hay que ser tan valiente para perseverar en el camino hacia nuestro objetivo, como para renunciar.  Y saber moverse en el equilibrio entre estas dos acciones es la clave del éxito, combinado con el afán de supervivencia o de una larga trayectoria.

Durante la travesía de la Antártida me emocioné especialmente al cruzar el grado de latitud 88º23′ (a 180Km. del Polo), pues justo en ese punto, cuando yo pensaba que ya casi tenía asegurada la victoria sobre el Polo Sur, exactamente 103 años antes el famoso Ernst Shackleton había dado media vuelta, cuando lo tenía casi a tocar y hubiese sido el primer hombre del mundo en llegar al punto más austral de nuestro planeta (una de las grandes metas de la historia de la expedición humana).  Pero él vio que no tenía víveres suficientes para asegurar el regreso, y dado que las condiciones eran muy malas, prefirió salvar su vida y la de todo su equipo.  Allí anotó en su diario aquella famosa frase dirigida a su mujer que decía: "¿Prefieres un asno vivo o un león muerto?"

El próximo martes a las 19h30 presentamos en la librería ALTAÏR de Barcelona el libro "Shackleton, el Indomable ", de Javier Cacho .  Yo lo he disfrutado muchísimo y os lo aconsejo con mucha energía, porqué descubre de forma exhaustiva y muy amena, como era uno de los grandes hombres de la edad heroica de la expedición polar.

Él había soñado toda su vida en viajar a la Antártida y ser el primer hombre en conquistar el Polo Sur.  Y a pesar de haberse preparado a fondo durante años y haberlo intentado en diversas ocasiones, hasta el límite de sus fuerzas, nunca lo consiguió… pero tampoco perdió nunca ni un solo hombre.  Y a pesar de haber fracasado en su objetivo central, ha pasado a la historia como uno de los grandes ejemplos de liderazgo y de gestión de equipos en situaciones extremadamente complejas e inciertas.

De sus tres expediciones al Polo Sur (Discovery, Nimrod y Endurance), me quedo con la gran frase que dice "El Polo no vale una vida"; pues esta sería, quizás, una de las grandes lecciones humanas que deberíamos aprender de este tipo de gestas: Anteponer la supervivencia propia y del equipo, el bienestar de la sociedad y el respeto al medio ambiente, a los sueños, deseos y ambiciones personales.

Si asumimos el liderazgo de cualquier proyecto o de nuestra propia vida, seremos siempre responsables de escoger el rumbo a seguir… y de rumbos siempre hay muchos posibles; entre ellos los de perseverar, rectificar, renunciar o evitar.

El peor fracaso nunca será no conseguir el objetivo final, sino ser consciente de que no se ha hecho todo lo posible para alcanzarlo, dando al máximo y estando absolutamente comprometido.  A partir de allí, una retirada también es una opción válida para la cual hay que estar preparado y ser valiente, si llega el caso.

Por |2018-02-06T17:22:02+00:0030 de noviembre de 2013|General|Comentarios desactivados en RETIRARSE TAMBIÉN ES UNA OPCIÓN

No hay comentarios

  1. Albert Bosch 1 diciembre, 2013 en 19:10

    Gràcies pels comentaris… i de veritat que us aconsello llegir el llibre de “Shackleton, l’Indomable”… no hi tinc cap interès (només em van convidar a presentar-lo), però és divertidíssim, interessantíssim i una font de lliçó d’actituds vitals…

  2. Sebas 1 diciembre, 2013 en 10:23

    De posar en risc la vida d’un mateix (o d’altres companys) tu en saps, Albert, molt més que la majoria de nosaltres. Sovint busquem aconseguir heroïcitats que només ens poden dur a un fracàs absolut. Apassionats de l’esport i dels reptes, costa abandonar i fer-se a un costat. Però a llarg termini, sempre acabarà sent una victòria.
    Molt bon article, Albert.
    Ja ve de gust llegir “Shackleton, L’Indomable”.

  3. Joel 1 diciembre, 2013 en 08:35

    Em quedo amb la frase final “El pitjor fracàs mai serà no aconseguir l’objectiu final, sinó ser conscient que un no s’ha fet tot el possible per assolir-lo”. Com sempre parlem, el camí és més important que el destí final i, en tot cas, si ho hem donat tot en el camí, la retirada pot ser també un gran èxit.

  4. Alex 1 diciembre, 2013 en 01:45

    Molt bona reflexió Albert!

Momentos únicos

ACTUALIDAD Y NEWS