¿ERES UN CERDO?

Trineo con basura POLO SUR

Estoy muy feliz por saber que, por fin, el gobierno de Nepal ha tomado una primera e importante medida para preservar un poco más el entorno de la montaña más famosa del planeta: El Everest.

Cada alpinista deberá bajar de la cumbre con 8Kg. de basura, dejando previamente un depósito de garantía de 4000 US$ para el caso de incumplimiento.

Recuerdo perfectamente, y con mucha tristeza, cuando me tuve que discutir con algún sherpa y bastantes montañeros porque no querían bajar ni sus propios residuos (botellas de oxígeno, basura, etc…) del collado sud (8.050m.), después de haber hecho o intentado la cumbre del Everest.  Yo tampoco fui un súper héroe, y sólo bajé todo lo que yo había llevado, porqué estaba realmente reventado de fuerzas y no cargué basura extra, pero me negaba a dejar de cumplir una mínima norma que siempre aplico cuando voy a la montaña: no dejar ningún residuo que haya generado mi actividad en el entorno.

Cuando hice la travesía integral de la Antártida desde la costa hasta el Polo Sur, estaba solo y me hubiese sido también muy fácil evitar de cargar la basura de 67 días dentro de mi trineo (Foto que acompaña este Post), dejando abandonado o enterrado en la nieve todo lo que me sobraba.  Total, allí abajo, no hay nadie, no pasa casi nadie, y las probabilidades de que se llegue a descubrir mi mierda son remotas.

Pero yo me planteaba siempre la siguiente cuestión:

Si tú ves a alguien en algún lugar que tira o deja mierda en el suelo, ¿qué piensas?… que es un cerdo, ¿verdad?

Por ello, si tú estás en algún lugar sin que te vea nadie, y tiras o dejas mierda en el suelo, nadie pensará que eres un cerdo, ¿verdad?… claro, si no te ven, ¡Ningún problema!… Pero ¿qué pensarás tú de ti mismo si reflexionas con un mínimo de rigor?… Pues que eres un jodido cerdo!!

Y si bien es importante lo que los demás piensan de uno mismo, no debe haber nada peor en la vida que tener la conciencia íntima y contrastada con uno mismo, de saber que uno es un guarro, un irresponsable, un ensuciador del entorno, un prepotente egoísta al que le importa un carajo como quede un lugar que hemos disfrutado, que es común, que es natural, que es o sería de obligado respeto por todo lo que representa.

Esto pasa demasiado a menudo en carreras, trekkings, acampadas, paseadas, caminadas por la ciudad, playas (especialmente con las colillas), y cualquier actividad en entornos urbanos, naturales o comunales… así que la próxima vez que estés fuera de las paredes de tu casita, fíjate un poquito en tu comportamiento, y descubre si eres o no eres realmente un CERDO!!

Por |2018-02-06T17:21:59+00:009 de marzo de 2014|General|Comentarios desactivados en ¿ERES UN CERDO?

No hay comentarios

  1. Joel 10 marzo, 2014 en 17:07

    Altres països ens porten molt avantatge en aquest tema. És una pena el que es veu a les ciutats… i al camp. I mira que portar-la al camp sovint requereix de vehicles, remolcs, etc. Som porcs individuals, però també membres d’autèntiques porcades (piaras en castellà, per a entendre’ns). Està bé el teu article perquè et centres en l’actitud individual que, al final, és la que més compta.

  2. Francesc Comellas 10 marzo, 2014 en 13:16

    Es pot dir més alt Albert, però no més clar, hi ha una de porcs important, no entenc que la gent no tingui la conciencia de no deixar merda pels llocs que pasa, però que no veuem que inclús esteticament fa lleig, veure paper de plata, llaunes, borses de plàstic, etc per tot arreu. Posa malalt i es trist, quant els demès hem de recollir la seva merda.

Vivir experiencias intensas para aprender cada día

ACTUALIDAD