AVENTURAS URBANAS

También en la ciudad se pueden vivir experiencias apasionantes que nos hacen soñar con mundos lejanos, llenos de nuevas experiencias, incertidumbres y oportunidades

Ayer asistí a una sesión de las "Cenas con Estrellas" que se celebran en verano en el Observatorio Fabra de Barcelona.

Aparte de disfrutar de una buena cena en uno de los lugares con las vistas más espectaculares, en una terraza especialmente adecuada para contemplar la ciudad de noche en un ambiente súper acogedor y muy romántico, compartimos una conferencia sobre la importancia de las plantas en nuestra vida, y visitamos el magnífico edificio modernista, acabando con una magnífica observación de estrellas.

La conferencia, a cargo de Josep María Montserrat, investigador del Instituto Botánico de Barcelona, tenía el título "¿Dependemos de las plantas? – ¿Qué hacemos para salvarlas?.  Nos aportó una muy interesante reflexión de cuanto necesitamos las plantas para vivir, pues lo decimos de vez en cuando, pero casi nunca somos realmente conscientes de ello.  El ponente nos mostró que sólo para la cena de aquella noche, habían intervenido un mínimo de 58 plantas diferentes.

Nos habló de la importancia del reino vegetal para el futuro de la tierra, y de las graves amenazas que hay, y que nos pueden hacer peligrar tanto nuestra calidad de vida, como hasta el extremo de nuestra propia existencia.  Imaginaros que algunos escenarios analizados, estiman que el año 2020 sólo quedará el 40$ de la superficie de la selva amazónica, la mayor reserva de la biosfera mundial.  Somos una especie devoradora con un afán de recursos insaciable que puede ser terrible a pocas generaciones vista.  Aparte de la contaminación, el calentamiento global y la agresión urbanística desmesurada, el Sr. Montserrat denunciaba especialmente la agricultura intensiva como amenaza brutal para todas las plantas.  Ponía como  ejemplo un país como Paraguay, dónde la gran mayoría de sus frondosos bosques han desaparecido en los últimos 40 años, para ser sustituidos por grandes áreas de cultivos, básicamente de soja.  Explicaba que la agricultura transgénica está devastando la biodiversidad de millones de hectáreas en todo el mundo.  Ponía el ejemplo del tipo de Soja transgénica más extendido, que la habían hecho tolerante a los herbicidas, y que ello permitía plantarla sin ni labrar la tierra, y sólo repartiéndola inundando el campo de herbicidas fuertísimos que se lo cargan absolutamente todo menos la propia soja.

La visita posterior al edificio inaugurado el año 1904, y propiedad de la Real Academia de las Artes y las Ciencias de Barcelona, fue muy amena e interesante.  Y poder acabar haciendo una observación a través del telescopio principal, de la estrella ‘Albiero’, una de las más extraordinarias del cielo, que pertenece a la constelación del Cisne, es todo un regalo de fin de fiesta.

Me emociona pensar que la estrella que ahora se observa a través del telescopio, está a 400 años luz de la tierra; y por lo tanto, la luz que se ve ahora, salió de allí hace 400 años.  Si nos mirasen ahora desde allí, alguien estaría viendo la tierra en la época de Galileo.  Mágico de verdad, ¿no?

Estoy seguro que dentro de no sé cuantos años, volveremos a vivir aventuras de verdad en el espacio.  Ahora, al fin y al cabo, en la tierra ya quedan pocos grandes retos para hacer; y mucha gente se dedica a hacer récords extraños como hacer un proyecto determinado siendo el más viejo, el más joven, el que le falta una uña, el que avanza marcha atrás, o a la pata coja o con el pelo teñido de azul fluorescente!!  Pero hace tiempo que no se viven grandes retos aventureros de verdad, como podían ser los de los grandes navegantes que descubrían nuevas tierras, o los exploradores polares, o los viajeros por la África o la Asia pre colonial.  En el futuro habrá valientes inquietos que viajaran por el espacio, descubriendo mundos que no podemos ni imaginar, y viviendo de nuevo, la aventura 100% auténtica, épica y enriquecedora.

Por Albert Bosch|2010-08-06T00:00:00+00:006 de agosto de 2010|General|Sin comentarios

No hay comentarios

  1. Sergio 20 septiembre, 2010 en 12:54 - Responder

    visita que tinc pendent aquesta de l?observatori, a ma mare li va encantar també?i la reflexió sobre les plantes totalment certa, i també val pels insectes en opinió de molts ?Si desaparecieran todos los insectos de la tierra, en menos de 50 años desaparecería toda la vida. Si todos los seres humanos desaparecieran de la tierra, en menos de 50 años todas las formas de vida florecerían?.
    Jonas Salk (1914-1995- Inventor de la vacuna de poliomelitis)

  2. David 20 septiembre, 2010 en 12:54 - Responder

    Em sembla una vetllada molt interessant, Albert, meditaré passar-ne una com aquesta.

Deja tu comentario


INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidades: Publicar su comentario en el blog de la página web. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Conservación: Mientras la publicación en el blog esté publicada en la página web. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en [email protected] Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Avisos Legales.

Vivir experiencias intensas para aprender cada día

ACTUALIDAD