ACCIONA DAKAR 100% ECOPOWERED: MI EQUIPO FAVORITO A PESAR DE TODO

ACCIONA DAKAR 2016

Mi equipo favorito en este Dakar es el del coche eléctrico de Acciona, a pesar de que el piloto y preparador del mismo me ha traicionado y robado el puesto descaradamente.

Cuando creé este proyecto junto a Agustín Payà, y estuve dos años luchando para venderlo a Acciona, mi propósito no era solo el de correr el Dakar, sino el de conseguir que el evento sirviese para aportar un impacto positivo en el mundo, a través de la promoción de la movilidad sostenible.  El deporte en general y las carreras de motor en concreto, deberían servir para aportar beneficios a la sociedad más allá del placer personal o del espectáculo; y en este caso, lo que precisa el mundo con urgencia, son soluciones de transporte eficientes y menos contaminantes.

Aunque es totalmente lícito, al planeta y a la sociedad le importa bien poco que unos cuantos pilotos se lo pasen en grande unos cuantos días corriendo por el desierto, ofreciendo emoción e imágenes muy chulas al público seguidor, si no hay detrás una actitud y unas acciones concretas para evolucionar hacia un mundo más respetuoso con el medio ambiente y con los recursos naturales en general.

Este propósito continúa en la edición de este año, y esto es lo que cuenta. Por ello espero que consigan su/nuestro objetivo de hacer llegar al final de la carrera de motor más dura del mundo, un coche totalmente eléctrico y sin combustible, consiguiendo una importante repercusión mundial para el ámbito de la movilidad no contaminante.

Lógicamente me supuso un duro golpe que el preparador del coche, que me había insistido mucho porque le dejase participar en el proyecto, me diese la vuelta y le presentase directamente al patrocinador una alternativa nueva, sin ni comentarla conmigo, como líder iniciador de toda la movida, y persona que le había dado toda la confianza. Ver que alguien te es desleal y se aprovecha de todo tu trabajo no es nada agradable. Y ver que él mismo se pone en tu sitio al volante del coche, te lleva a aflorar unos sentimientos muy negativos, activando la parte más cutre de tu persona. Pero esto sólo forma parte del Ego, y si miras más allá, también te aporta la oportunidad de aprender una gran lección, de analizar bien los propios errores, y de gestionar bien los pensamientos hacia la parte positiva de todo el tema, y olvidarte del rencor que sólo sirve para perder energía y generar mal rollo.

Tampoco seré tonto, y no agradeceré una falta de respeto de este calibre; y sí que quiero advertir a quien trabaje con este constructor, de sus pocos principios éticos en muchos aspectos, aparte de los que aquí me afectan directamente.

Más tarde, cuando me propusieron incorporarme al equipo como portavoz, preferí mantenerme apartado, pues por un lado mi objetivo como aventurero y promotor de la idea era otro, y por otro también pienso que si queremos construir un mundo mejor para todos, se me hace complicado trabajarlo a partir de una estructura dónde quizás se predican muchos valores, pero luego no se aplican de verdad. Si partes importantes del equipo continúan trabajando bajo el concepto de la competitividad de siempre dónde todo vale, y dónde dominan los factores clásicos y superficiales del márketing, el egoísmo personal y el cortoplacismo que tanto daño han hecho en nuestra sociedad, no me sentiría a gusto trabajando por un proyecto que para mí tiene la responsabilidad de ser muy auténtico y serio.

Quizás os parecerá un planteamiento muy idealista, pero este es el eje central en el que, con todas mis contradicciones, intento moverme. Hace unos años me comprometí radicalmente conmigo mismo en que no haría más aventuras solo por mi interés o placer personal, sino que, mientras perseguía mis retos, mis actividades tenían que estar conectadas con actitudes reales de sostenibilidad medioambiental.  Me niego a que mi estilo de vida y mis proyectos contribuyan a hacer un mundo más INSOSTENIBLE. Por ello, a pesar de divertirme muchísimo corriendo el Dakar, después de 8 participaciones, manifesté públicamente que nunca más volvería en un coche de combustión o contaminante.

En la vida no hay que confundir los objetivos con el propósito. A veces uno no puede conseguir el objetivo, pero si conseguir el propósito.  Pierde en el primero, pero gana mucho más en el segundo.  En cambio, si fuese al revés, sería una pequeña victoria, a cambio de una gran derrota.

Por ello, a pesar de que he fracasado en mi objetivo deportivo, me siento ganador con mi propósito, porque impulsé un reto que tiene continuación, y porque estoy orgulloso de que una gran empresa como ACCIONA sea valiente y siga apostando por el deporte relacionado con la energía limpia.  Considero que el alcance del proyecto está muy por encima de mis intereses particulares.

Team Acciona Dakar 100% Ecopowered: mucha suerte en este Dakar, y que vuestro triunfo, lleguéis dónde lleguéis, sirva de verdad para promover un cambio de actitud hacia un mundo más sostenible.

Por |2018-02-06T17:21:47+00:003 de enero de 2016|General|12 Comentarios

12 Comments

  1. Albert Bosch 12 enero, 2016 en 13:14

    Muchas gracias JOSÉ LUIS… que alguien como tu me haga esta aportación es muy valioso para mi, por tu criterio, y por tu conocimiento de la evolución del proyecto!!

  2. José Luis Montes 11 enero, 2016 en 15:04

    Querido Albert, hiciste lo difícil y tuviste éxito en ello. Ahora tienes la humildad de mostrarte con transparencia, pero el pundonor de reclamar lo que es tuyo, y lo haces manteniendo un equilibrio que no es fácil de conseguir.

    Apúntate un camino valioso más que has abierto, y a seguir explorando nuevas formas de mejorar lo que otros estamos convirtiendo en una mierda, incluyendo a aquellos que roban lo que es de otro por incapacidad de generar lo propio.

    Un abrazo,

    José Luis

  3. Nacho Cifuentes 6 enero, 2016 en 20:15

    Gracias Alber por darnos tu versión y de verdad que mucho ánimo y que sigas trabajando duro para sacar otro proyecto similar pronto para volver al Dakar con otro vehículo de estas características.

    Un abrazo

  4. Fernando Rivas 5 enero, 2016 en 12:46

    Mi enhorabuena por liderar un proyecto tan fantástico como este y toda mi solidaridad por la artimaña del preparador. Es seguro que el piloto con nombre de detergente llegará poco lejos con esa actitud. Bien hablado ayer en la tele.

    Un abrazo

    Fernando Rivas

  5. Josep Mª. GUITART 4 enero, 2016 en 18:25

    M?havia estranyat que el ?teu? cotxe el conduís una altre persona i que tu no hi participessis.
    Ara et dic que es fet molt BE. Una abraçada i FELICITATS Albert !!!

  6. Albert Bosch 4 enero, 2016 en 18:25

    Gracias Javier
    Está claro que en un punto del proyecto, me equivoqué de dirección y tomé el camino equivocado escogiendo la opción errónea en cuanto al constructor. Con vosotros estoy segurísimo que, aparte de los aciertos o errores técnicos, hubiese habido más ética y respeto!
    Un fuerte abrazo, y espero coincidir más adelante en algún WP de nuestro rumbo deportivo/aventurero!!

  7. Albert Bosch 4 enero, 2016 en 18:22

    Gràcies Josep,
    Millor fracassar intentant lluitar per objectius ambiciosos, que tenir èxit lluitant per objectius mediocres

  8. Albert Bosch 4 enero, 2016 en 18:19

    Hello Pierre-Antoine and Guillermo
    Thank you very much for your comments
    I’ll have a loot at the VENTURI subject
    Let’s find for a new chance, but only if it’s focused to sustainability!!
    Keep Fighting!!

  9. Javier Herrador 4 enero, 2016 en 12:54

    Hola Albert. Me parece toda una lección tu publicación y sin duda el proyecto ha perdido un pilar importantísimo sin su creador. Un fuerte abrazo.

  10. Josep Añols 4 enero, 2016 en 12:50

    Em sento totalment identificat amb tu, entenc la teva frustració però no entendre mai la deslleialtat amb la que avui en dia es treballa, saps be de que et parlo (MDS), però sempre ens quedarà el bon gust de boca, d’aver creat uns conceptes guanyadors, que avui avancen en la mateixa direcció que nosaltres els vàrem crear.
    Ànims i a per noves oportunitats, que n’hi ha moltes!

  11. Pierre-Antoine TERRY 4 enero, 2016 en 10:24

    Albert, I understand your moods, because I have already lived the treason in the sport which is not cleaner than the politics, but especially I share your humility and the fact that to have contributed to a purpose and to see that it continues, even without us, is a pride and the basic principle of the sport “to participate”.
    BRAVO FOR THE ADVENTURER AND HIS ETHICS.
    Happy New Year 2016 and especially that your projects live. Modest one suggestion, why not to move closer to you to VENTURI in Monaco?… They have the basis of the Buggy ” America ” ( 2 driving wheels) which is not any more of no use and … means.
    Cordially.

  12. Guillermo Torres 4 enero, 2016 en 00:58

    Albert, I wish you all the best in your future projects. Hopefully there will be a new chance for you with maybe a different sponsor to continue the project you started last year. Good luck and all the best.

No se permiten comentarios.

Vivir experiencias intensas para aprender cada día

ACTUALIDAD