¿SE ALTERARÁ LA CONTAMINACIÓN Y ACIDIFICACIÓN DE LOS OCÉANOS?

Respuesta 5 del dossier “40 PREGUNTAS CLAVE PARA ENTENDER EL FUTURO DEL MUNDO”, coordinado por mi por encargo del GRUPO Z de comunicación, donde un experto en cada materia responde a una cuestión sobre la tendencia de un tema. En este caso concreto, esta cuestión la trata JOAN GRIMALT:

El mar es un medio que ha tenido una presión humana enorme, y actualmente las dos grandes amenazas para los océanos son la contaminación y la acidificación de sus aguas.

A pesar de su gran tamaño y su capacidad de asimilación de materiales, el mar está muy contaminado. El nivel de mercurio y contaminantes orgánicos persistentes en los organismos que se encuentran en la cadena trófica (peces y mamíferos) es elevado.

Tanto que en algunos mares, como en el Mediterráneo, la concentración de mercurio en muchos peces es más alta que el margen recomendado por la Unión Europea cómo apto para el consumo humano.

Esto es un efecto relacionado con sus propiedades de las aguas marinas.  Los contaminantes son poco solubles en agua y por ello se encuentran asociados a las partículas en suspensión y en el fondo marino.  Pero ello no evita que no se incorporen en la cadena trófica y, por tanto, se acumulen en los organismos vivos. Como sabemos, en estos casos, los organismos situados en los escalones más altos de la cadena trófica son los que acumulan estos compuestos en niveles de concentración más altos.  En los sistemas marinos, los contaminantes que químicamente no son estables, se eliminan de manera bastante eficiente.  Sin embargo, el medio marino es un gran acumulador de contaminantes que son resistentes a los procesos de oxidación y fotosíntesis, como el mercurio, los compuestos organohalogenados o los plásticos.

La evolución futura de estos contaminantes dependerá de lo que hagamos los humanos. El mercurio probablemente irá a más porque proviene esencialmente de la combustión de carbón y petróleo, que tiene este metal en una proporción importante. Lo mismo ocurrirá con los plásticos si no se toman medidas drásticas y eficientes para limitar su uso y el descontrol de los residuos hacia el mar. En cambio, el descenso significativo de  producción de policlorobifenilos, DDT’s y otros compuestos organoclorados, dará lugar a una disminución de la concentración de estas sustancias en las especies marinas.

Otro aspecto que hay que considerar es que el mar es un gran absorbente de CO2 de la atmósfera.  Pero el proceso de incorporación de O2 en el mar es muy rápido, y aunque todavía no ha pasado de forma significativa, existe el peligro de que aumente excesivamente la acidificación del agua y cree un grave problema para las especies marinas y para los efectos que ello tendría en la especie humana. Nuevamente, para evitarlo, hay que aumentar la producción de energía con fuentes renovables, y reducir drásticamente las emisiones de CO2.

JOAN GRIMALT: Profesor de Investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Experto en química ambiental.  Autor de 650 artículos científicos sobre el tema.

Por |2019-05-02T17:43:37+02:002 de mayo de 2019|Liderazgo|Sin comentarios

Deja tu comentario


INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidades: Publicar su comentario en el blog de la página web. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Conservación: Mientras la publicación en el blog esté publicada en la página web. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en [email protected] Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Avisos Legales.


Vivir experiencias intensas para aprender cada día

ACTUALIDAD