¿EL PETRÓLEO DEJARÁ DE SER LA FUENTE PRINCIPAL DE ENERGÍA?

Respuesta 9 del dossier “40 PREGUNTAS CLAVE PARA ENTENDER EL FUTURO DEL MUNDO”, coordinado por mi por encargo del GRUPO Z de comunicación, donde un experto en cada materia responde a una cuestión sobre la tendencia de un tema.  En este caso concreto, esta cuestión la trato yo directamente:

Si tenemos que esperar a que se agote el petróleo, pueden pasar muchas décadas y haber creado un perjuicio extremadamente grave al planeta.  Por ello, hay un consenso cada vez más importante en que igual que la Edad de Piedra no terminó cuando se agotaron las piedras, el reinado del petróleo finalizará mucho antes de que se agoten las reservas.

Los acuerdos tomados por 195 países en el COP21 de París son una clara esperanza.  Pero no tenemos que ser ilusos, ya que estamos hablando de la industria más poderosa del mundo, con unos lobbies muy potentes y un sistema absolutamente consolidado.

Estoy convencido de que más allá de las declaraciones de intenciones y de las esperanzas, el verdadero jaque al petróleo será en este siglo y vendrá de las ciudades a través de la revolución del transporte.

Actualmente el 50% de la población mundial (3.650 millones de personas) viven en zonas urbanas; pero en 2050 será ya un 70% de una población que habrá crecido mucho, pudiendo llegar a unos 6.300 millones.  Además, en los próximos 10 años se doblará la clase media en el mundo; y todos querrán comprarse un coche.

Aparte de los efectos en el cambio climático, el transporte es un gran generador de contaminación.  En 2015 murieron en el mundo 3,3 millones de personas (432.000 en Europa, 27.000 en España) por causas directamente relacionadas con la contaminación; la mayoría en entornos urbanos donde el tráfico de vehículos es más intenso.

Este gravísimo problema supondrá una palanca para activar el mecanismo que acabe con la primacía del petróleo.  No podremos vivir en ciudades mega pobladas con un transporte basado en energía tan contaminante, sencillamente porque muchísima gente morirá o tendrá gravísimos problemas de salud.  Como ya están apuntando algunos gobiernos como el de Noruega, Holanda o incluso el de China, se tomarán medidas radicales directamente contra el petróleo, y ello creará un efecto dominó en la regulación y en la potenciación de energías y tecnologías no contaminantes en todos los ámbitos, que harán bajar drásticamente la demanda del petróleo, y con ello el precio del barril y la sostenibilidad de las propias empresas petroleras.

No es casualidad que los Rockefeller, que basaron la creación de su fortuna en la industria del petróleo, hayan decidido desinvertir totalmente en este sector.  La era post petróleo ya ha empezado. Será una bestia difícil de aniquilar, pero a partir de mitad de este siglo ya no será la base de nuestra energía.

ALBERT BOSCH: Experto en actitudes de liderazgo y tendencias de futuro. Aventurero, emprendedor y escritor. Autor del libro “El explorador del Futuro”.

Por |2019-10-31T13:25:00+01:0011 de octubre de 2019|Liderazgo, Sostenibilidad|Sin comentarios

Deja tu comentario


INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidades: Publicar su comentario en el blog de la página web. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Conservación: Mientras la publicación en el blog esté publicada en la página web. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en [email protected] Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Avisos Legales.


Vivir experiencias intensas para aprender cada día

ACTUALIDAD