PLANIFICAR RUTAS SOSTENIBLES

  • Para ser sostenibles es esencial hacer una buena planificación de la ruta.
  • La naturaleza no es un estadio deportivo para que hagamos nuestra actividad.
  • Nuestra presencia en el medio natural siempre tendrá un impacto. Pero podemos hacer que sea negativo, neutro o incluso positivo.
  • Compartimos 8 puntos clave para planificar una ruta sostenible.

Para disfrutar a tope de nuestros entornos naturales, primero debemos entender el alto valor ecológico que tienen, lo frágiles que son, y como impactamos en ellos. Y después debemos aproximarnos de manera sostenible y respetuosa. Y para ello es esencial hacer una buena planificación de la ruta y de todos los parámetros que afectan a nuestra interacción con el medio.

Os quiero compartir algunos puntos clave a tener en cuenta, pero todo parte de que entendamos que la naturaleza no es un estadio que ha sido construido para nuestras actividades deportivas. Está bien que lo aprovechemos, pero siempre desde la consciencia, el conocimiento y el amor que nos debe llevar a quererlo cuidar al máximo. Nuestra presencia en él siempre tiene un impacto, y debemos procurar que sea el mínimo posible, o ser neutros o, incluso llegar a aportar algo positivo.

Aquí van algunos consejos (8) a tener en cuenta al planificar vuestra ruta:

1.- PLANIFICAR BIEN LA RUTA

Tanto por seguridad como por sostenibilidad, es esencial que planifiquemos bien la ruta antes de nuestra actividad. Entender el terreno, saber dónde se puede pasar y dónde no, informarnos de las zonas de especial protección natural, etc.  Hoy en día tenemos una magnífica tecnología que nos facilita enormemente esta parte clave en nuestra relación con el entorno natural. Yo siempre planifico mi ruta con el LAND, y luego me bajo los tracks en mi GPS Twonav, y así sé que maximizo mi seguridad, mi respeto al medio y mi disfrute en la actividad.

2.- PLANIFICAR RESIDUOS CERO

A estas alturas debemos tener clarísimo que en la naturaleza no podemos dejar ningún tipo de residuo. Atención: Ni inorgánico ni orgánico. Los dos son residuos, y no vale pensar que ya se degradan. Nuestros residuos orgánicos pueden también contaminar, perjudicar a algunas especies, alterar el paisaje o simplemente ensuciar. Lo que llevemos lo devolvemos. Siempre llevar una bolsita para vuestros residuos y, de paso, intentad recoger alguno que encontréis en vuestra ruta.

3.- PLANIFICAR LA DISCRECIÓN

En la naturaleza viven muchas especies sensibles. Tanto al planificar la ruta como al estar en ella, debemos saber dónde hay especies protegidas y no acercarnos; y en general saber estar en silencio y sin molestar a los animales que habitan cada entorno.

4.- PLANIFICAR LA “NO HUELLA”

Al diseñar nuestra ruta y al avanzar en ella (corriendo, en bici o como sea): no pisar zonas vírgenes, no arrancar o coger nada, entender que todo es vulnerable ante nuestra acción… especialmente entornos más sensibles o protegidos (árboles viejos, troncos con grandes cavidades, musgos, líquenes, etc.). Tienen un gran valor ecológico y a menudo no les damos importancia.

5.- PLANIFICAR LA “NO INVASIÓN”

Evitar la introducción de cualquier especie invasora de otra zona. Hay muchas más de las que pensamos. Y nosotros con nuestras zapatillas, ruedas de bici o cascos de embarcaciones podemos trasladarlas fácilmente de un lugar a otro.  Una pequeña limpieza de las zonas en contacto con el suelo o el agua al movernos de un entorno a otro es una precaución muy necesaria.

6.- PLANIFICAR LA CONVIVENCIA

En los entornos naturales también hay personas que trabajan y viven allí, y a menudo es un factor que pasamos por alto. Debemos respetar los usos ganaderos o agrícolas de cada zona y los límites de la propiedad: cerrar vallas, no molestar al ganado, llevar perros atados, pedir permiso en algunos lugares, etc.

7.- PLANIFICAR EL CUMPLIMIENTO DE LA NORMATIVA

Informarnos bien de las regulaciones de cada entorno. Limitaciones de parques naturales o zonas protegidas. Saber si se puede o no acampar. Ver qué tipo de circulación o actividad está permitida. Conocer las prohibiciones sobre hacer fuego. Y entender que el acceso a la naturaleza también requiere un acuerdo colectivo que todos debemos cumplir.

8.- PLANIFICAR EL DESPLAZAMIENTO

En la preparación de nuestra ruta también cuenta como nos movemos hasta su inicio. Procuremos siempre usar los transportes más sostenibles, optimicemos los vehículos agrupándonos al máximo, pensemos en medidas de compensación cuando usemos el avión y, en definitiva, maximicemos nuestro compromiso con la sostenibilidad global de nuestra actividad.

Siguiendo estos pasos simples y lógicos no sólo aseguramos el bienestar y la belleza de nuestro increíble Planeta: además, estamos construyendo un nivel mejor de consciencia individual y colectiva, y trazando un camino hacia un estándar más alto como especie. ¡Así que a por ello!

Por |2022-03-24T19:47:19+01:0024 de marzo de 2022|Sostenibilidad|Sin comentarios

Deja tu comentario


INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidades: Publicar su comentario en el blog de la página web. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Conservación: Mientras la publicación en el blog esté publicada en la página web. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en [email protected] Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Avisos Legales.


Vivir experiencias intensas para aprender cada día

ACTUALIDAD