MOTIVAR A TU EQUIPO

  • Todos los factores motivadores solo funcionan si el líder es auténtico y coherente con las actitudes que promueve y exige en el equipo. 
  • No hay fórmula mágica, pero sugerimos 8 factores útiles para conseguir mayor motivación. 
  • Objetivos, Valores, Comunicación, Recompensa, Inversión, Evitar incompetentes, Entorno agradable y Socializar.

Motivar al equipo es algo que todo líder desea y no siempre consigue… Y es un factor crucial para el éxito de cualquier proyecto.

No existe una fórmula mágica para conseguirlo, pero comparto ocho maneras útiles para potenciarla:

1. PON OBJETIVOS claros, ambiciosos, realistas, segmentados, medibles, y con hitos y fechas concretas. Deja participar en su elaboración, comunícalos bien, capacita a las personas para realizarlos, y ten flexibilidad para ajustar si es necesario.  La sensación de logro es un gran motor de motivación.

2. CONECTA VALORES para entender y conectar con el sentido del proyecto en el que trabajan. Incorpora colaboradores que compartan el propósito. Y establece objetivos y procesos que estén realmente en línea con estos valores.  Si consigues esta conexión, será un factor de pura motivación.

3. RECOMPENSA EL ESFUERZO. Identificando bien cuando un equipo o alguno de sus miembros ha alcanzado su objetivo, y recompénsalo a la vez que se le reconoce ante los demás.  Un bonus o un premio económico es útil, pero no lo es todo.  Combinarlo con una promoción, un premio o un reconocimiento especial.  El esfuerzo es el precio del éxito y debe ser recompensado.

4. COMUNICACIÓN ABIERTA. Piensa en tu equipo como en una familia: cuanto más conozcan la marcha del proyecto (incluyendo lo negativo), más preparados estarán para avanzar y luchar juntos.  Es necesario informar sobre la evolución, rendimiento y retos del proyecto.

5. INVIERTE EN LAS PERSONAS. Sea en herramientas o formación que puedan necesitar.   Toca estar muy atento a las necesidades del equipo.  Si una capacitación ayuda a conseguir los objetivos, siempre es una buena inversión y crea un gran efecto motivador.

6. SUPERA LA INEFICIENCIA. La prioridad es mantener siempre el buen ambiente en el equipo, pero si alguien no rinde, toca actuar para prevenir el contagio general.  A veces conviene prescindir de alguien, aunque normalmente no llega a hacer falta y es suficiente con un toque de atención, una conversación serena y constructiva y/ o un ligero empujón en la dirección correcta.  Pero debemos tener claro que a veces, el que no suma, resta.

7. FOMENTA UN ENTORNO AGRADABLE, limpio y luminoso. El impacto negativo en la productividad de una oficina o entorno descuidado puede ser sorprendente, al hacer que los trabajadores se sientan más lentos, perezosos y desmotivados.  El ambiente es clave, y es un factor fácilmente ajustable que solo depende de nosotros mismos.

8. SOCIALIZA y conoce a tu equipo. Sin querer mezclar lo personal y lo profesional, está claro que los compañeros suelen sentirse más cómodos si se relacionan y el líder se esfuerza por conocerlos.  Jornadas, comidas o “after-work” con el equipo son siempre acciones aconsejables.

Y siempre recordando que todos estos puntos solo funcionan si se da una premisa básica: que el líder sea auténtico y coherente en todas aquellas actitudes que promueve y pide a su equipo.

Por |2023-09-22T10:11:46+02:0022 de septiembre de 2023|General, Liderazgo|Sin comentarios

Deja tu comentario


INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidades: Publicar su comentario en el blog de la página web. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Conservación: Mientras la publicación en el blog esté publicada en la página web. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en info@albertbosch.info. Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Avisos Legales.


Vivir experiencias intensas para aprender cada día

ACTUALIDAD