NO RISK, NO GLORY

  • Solo los que están preparados para aceptar y gestionar el riesgo, están preparados para el éxito. 
  • 4 parámetros clave para gestionar el riesgo: Objetividad extrema. Hacer bien lo que depende de ti. Ser un radical de cada paso y Crear una red de soporte en el equipo. 
  • Los equipos de alto rendimiento se tienen confianza, se apoyan en momentos críticos, y se protegen si alguien falla.

 Si queremos crear valor, innovar, diferenciarnos, explorar nuevas oportunidades y, en definitiva, apuntar a objetivos ambiciosos, deberemos necesariamente aceptar el riesgo de fallar y la necesidad de gestionarlo de la mejor manera posible.

Si no se quiere asumir un determinado nivel de riesgo, estaremos limitados trabajar por metas y proyectos mediocres, poco valiosos y, casi siempre, nada estimulantes.

Cada persona, cada emprendedor, cada aventurero, cada líder tendrá su metodología para controlar y afrontara el riesgo, y deberá ser muy disciplinado con su sistema, pues de él dependerá el éxito o el fracaso de cada proyecto.

Además, este no es un concepto absoluto y objetivo, pues la misma situación puede ser percibida como de altísimo riesgo por una persona, mientras que para otra será de un nivel muy bajo o controlado.

Pero independientemente del nivel de percepción de un determinado riesgo, o de las capacidades o metodología que tenga cada persona para afrontarlo, expongo cuatro parámetros que intento aplicar siempre en mi proceso tanto en el ámbito de las aventuras extremas como en mis proyectos más empresariales, y que considero claves para hacer una buena gestión del riesgo en cualquier escenario o situación:

1-OBJETIVIDAD EXTREMA: Hacer un gran esfuerzo en la Objetividad para entender la situación. Hay demasiados factores que pueden enmascarar nuestra visión de la realidad: las emociones, los prejuicios, las opiniones externas, los miedos, presión, las ideologías o valores, e incluso la propia experiencia (pues es buena, pero cada situación es diferente). Debemos intentar superar todos estos filtros para llegar a tener una buena composición de las cosas antes de trazar un plan, tomar decisiones y pasar a la acción

2-HACER BIEN LO QUE DEPENDE DE TI: En cualquier proyecto complejo y/o ambicioso, habrá muchísimas incertidumbres. La estabilidad nunca vendrá del entorno, y debemos aceptarlo. Por ello tenemos que buscar y construir la estabilidad en nosotros mismos (a nivel personal, de equipo y de organización).  Esta parte es la que nos empoderará y nos dará confianza para no fallar y gestionar óptimamente cualquier situación de riesgo.

3-SER UN RADICAL DE CADA PASO: Por mucha estrategia, mucha inversión y mucha preparación que haya en un proyecto, muchas veces la diferencia entre el éxito o el fracaso radica en cruzar bien una determinada grieta. Las personas exitosas saben hacer bien ese paso clave. ¡Allí no fallan! Cuando identifiquemos una situación mínimamente compleja o altamente crítica, tenemos que ser unos radicales de cada paso que demos.  Mantenernos serenos, no distraernos con otros factores, no buscar excusas ni culpables, ser muy valientes pero no temerarios, humildes pero no modestos. Estamos liderando o coliderando un proyecto ambicioso, nos hemos preparado bien para ello, y ahora tenemos que hacer honor a cada paso clave hacia el objetivo.

4-RED DE SOPORTE: Los equipos de alto rendimiento son excelentes en la confianza que mantienen entre sus miembros, en el soporte que se dan en los momentos críticos y en arroparse si alguien falla. Entienden que los que se arriesgan de verdad son los que realmente ponen su talento al servicio del proyecto y que, por ello, crean valor. Y por el contrario, los equipos mediocres están llenos de desconfianzas, buscadores de culpables y excusas, expertos justificadores de Power Point, y desincentivadores del compromiso y el riesgo hacia cualquier objetivo ambicioso.

Aunque suene un poco a tópico, podríamos resumirlo en la conocida frase “No risk, no glory” (Sin riesgo no hay gloria).  Pero una frase o una actitud no sirve de nada si no existe detrás el liderazgo adecuado para gestionar bien ese riesgo. Cada líder con su proceso, pero que no olvide estos cuatro puntos esenciales.  Solo los que están preparados para aceptar y gestionar el riesgo, están preparados para el éxito.

Por |2024-03-21T09:46:50+01:0019 de marzo de 2024|General, Liderazgo, Liderazgo Personal|Sin comentarios

Deja tu comentario


INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS

Finalidades: Publicar su comentario en el blog de la página web. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Conservación: Mientras la publicación en el blog esté publicada en la página web. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en [email protected]Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Avisos Legales.


Vivir experiencias intensas para aprender cada día

ACTUALIDAD